sexta-feira, 12 de setembro de 2014

Guirnalda

Hace unos días la telefonista de la empresa donde trabajaba, que está embarazada, me pidió que le hiciese una guirnalda para colocar en la puerta de la maternidad.
Entonces, después de darle vueltas al modelo, nos decidimos por este:


Utilicé telas de algodón para las panzas de las lechuzas. Las letras de la beba están hechas en fieltro (dobles y rellenas), al igual que las lechuzas, que como son tres, repetí el color de la panza en los extremos. Entonces quedó una con panza diferente en el medio:


En los ojos le puse unos botones diminutos que tenía guardados y, en las orejas unos moños también con botones. 
Está toda hecha a mano y, además, no utilicé la pistola para pegar nada, todo lo apliqué a mano para que al mínimo movimiento no se despegue.

En la trasera hice un redondel en crochet y lo apliqué para poder colgarla: 


Como le hice punto festón alrededor de la guirnalda para poder cerrar las telas, al terminarla no me convenció mucho y, por eso, le cosí a punto escondido un detalle. Con eso cambió completamente:




A la mami Karine le encantó y, desde hoy está ya colgada en la puerta de la maternidad esperando la llegada de Bárbara. Después pasará a adornar su cuarto!!!!

2 comentários:

  1. So cute esos búhos!!! Seguro que la mamá quedó encantada... Felicitaciones Lili!!

    ResponderExcluir