quarta-feira, 19 de fevereiro de 2014

Vacaciones Inesperadas (5)

La foto de arriba es de nuestra última mañana en el Hotel Bahía, mientras hacíamos tiempo para ir al Hotel Decameron, donde comenzaría la segunda parte de nuestras vacaciones en Colombia. En el Decameron, ni bien llegamos, nos colocaron una pulsera que permitía el acceso a los restaurantes. Tomamos unos jugos para hacer tiempo (y dale comida...). A las 10:30 llego un ómnibus que nos transladó hasta Berrugas  (3h de viaje), de donde salía la lancha hasta Isla Palma (25 min). 
Berrugas es um pequeño pueblo que se encuentra bastante abandonado y que hace que uno se cuestione sobre muchas prácticas diarias como salud, educación y saneamiento básico. 
En las próximas fotos, algunas sacadas de internet porque en ese momento estaba sin batería, se ven imágenes de Berrugas. Las casas son bastante humildes. El muelle en el que el ómnibus nos dejó para subirnos a la lancha que nos llevaría al Decameron de Isla Palma es bastante pequeño. Junto con los viajeros se mezclan los niños que en ese momento no estaban en período escolar intentando vender collares/pulseras o implorando por una limosna. En contraste con esa pobreza llama la atención la cantidad de carteles/pintadas a favor de algún candidato político, todas ellas relativamente nuevas. Esto nos lleva a pensar en la realidad que asola a muchos países, donde los habitantes son utilizados por los candidatos políticos a la hora de conseguir votos pero que cuando es necesario cambiar la situación en el que la población se encuentra esos políticos no hacen absolutamente nada.
Soy de las que creen que con educación se mudan muchas cosas. Desgraciadamente, muchos políticos se aprovechan y (creo fehacientemente en ello) hacen lo menos posible para esa educación sea de buena calidad porque el pueblo educado es pueblo que piensa, que exige más y, a ellos, eso no les conviene.

En la foto de abajo se ve el muelle, el ómnibus y la lancha esperando.


A estas alturas, todavía no les conté que el hotel de Isla Palma es una reserva ecológica integrante del Archipiélago de San Bernardo y del Parque Nacional los Corales. Dicen que la isla perteneció a Pablo Escobar y que su familia la cedió al gobierno, quien se la arrendó al grupo Decameron. Sin embargo, otra de las historias que escuchamos por ahí tmabién dice que este Decameron de Isla Palma es administrado por el hijo de Pablo Escobar que actualmente reside en Rosario-Argentina.
Independientemente de quien la administre, lo que sí es verdad es que el hotel podría estar en mejores condiciones y que la reserva ecológica podría estar mejor cuidada, porque muchos de los animales dan pena. Ni hablar de lo que denominan "oceanario", los vidrios estaban muy sucios, al igual que muchos de los acuarios. Es una verdadera pena que pudiendo hacer algo bien y sin mucho gasto, la situación haya llegado a esa situación.
Por otro lado, en el site del hotel anunciaban que había delfines y cuando llegamos a la isla nos enteramos que se habían muerto hace un tiempo y ahora estaban amaestrando otros que habían conseguido colocar en cautiverio. Fue realmente propaganda engañosa lo que el hotel hizo, no les costaba nada colocar la verdad en el site.

A pesar de eso, nuestra estadía en el hotel fue maravillosa. Quebró con el preconcepto que tenía sobre los all inclusive ya que este era bien tranquilo, sin gente aparentando lo que no tenía. Me pareció que tuvo gusto a poco... Será que si me porto bien me llevan de nuevo?

Aquí, a las 3 de la tarde, ya en Isla Palma. Miren el color del mar... Todos los días así, con algo de brisa y la temperatura del agua a 28/29 grados.


Al día siguiente, a las 6 de la mañana estábamos en la playa para ver el amanecer. Aquí se ve la lengua de arena. La contrucción del fondo era el bar, donde posaba en la foto anterior.

La primera habitación que nos asignaron era enorme, pero al tercer día reclamé porque todas las mañanas (madrugadas, en realidad) me despertaba el ruido de cacerolas. Descubrimos que era el depósito de cacerolas de la cocina. El personal de recepción entendió el problema. Se justificó de que como estábamos con la Reina Madre (82 años) evitó asignarnos habitaciones en el primer piso. Como la Reina Madre todavía se banca subir escaleras, nos asignaron un nuevo cuarto con vista al manglar. Una delicia!!!!!
En la foto de abajo se ve el pasillo que daba frente a la habitación y a la má leyendo un libro de Isabel Allende (Retrato en sepia), cómodamente instalada en uno de los sillones.



Esta de abajo es también una foto de la lengua de arena donde estaba la playa, también sacada de mañana temprano.


En la foto de abajo, sacada desde la otra parte del corredor se ve el muelle principal del hotel, también a la mañana temprano.

En esta de abajo se ve el mismo muelle, pero desde la punta del bar, al atardecer. En el fondo se ve el hotel.


A las 6 de la mañana, tomando airecito fresco en uno de los muelles. Eso no tiene precio (para el resto existe Mastercard...)


Esta de abajo es del atardecer. Después de la siesta y de modorrear por los pasillos, leyendo o quedándonos tirados en las hamacas, nos aparecíamos por el bar del muelle principal. Ahí, muchos días nos atendió Orlando, todo un personaje que contagiaba alegría.


Un día hicimos un paseo por las islas del Archipiélago de San Bernardo (ya les dije que Isla Palma forma parte de este archipiélago: 10 en total). Contratamos la excursión en el hotel y convencimos a la Reina madre a que nos acompañase porque sino no podríamos ir. Aunque le costó decidirse, después la pasó bomba!!!


La lancha salió a las 8:30 de la mañana de un sábado rumbo a las islas. Pasamos por varios lugares. Primero por Isla Mangle y por un islote artificial que se llama Santa Cruz del Islote. Este islote es algo muy peculiar, es bien parecido a una favela. Es la isla más densamente poblada de Colombia, aunque algunos insiste que del mundo: 1300 habitantes (muchos de ellos niños), noventa y poquitas casas, todos agrupados en 1000m2. 
Hay algunos comercios de cosas básicas, un centro de salud, una escuela (hasta 7mo grado), una planta de generación de energía eléctrica que sólo funciona de noche y un depósito de agua potable. Esta agua es vendida a la población en galones (alrededor de 2 dólares). Las condiciones son bastante precarias.




Me llamó mucho la atención que tuviesen unos piletones donde criaban jureles y otros pescados para vender a los hoteles de las redondezas. 



Las próximas foto las tomé desde esa isla, se trata de algunas construcciones pintorescas.





Cuando salimos de Santa Cruz del Islote pasamos por Isla Múcura (en esta isla está el hotel Punta Faro, donde me hubiese gustado ir si no fuese por el precio bastante salado para esa época). Continuamos el viaje y paramos en Tintipán donde, antes de almorzar, salimos a hacer snorkel. 


La playa, como pueden ver, es de arena blanca, pero sin caracoles....


El color y la temperatura del agua, impagables. Transparente y calentita!!!!!!


Una estrella de mar que, después, alguien levantó. Afff. Hay gente que no se aguanta con mantener las cosas en su hábitat natura y tiene que estar sacándolas...


Mientras estábamos esperando nuestra comida, sacaron una langosta del agua y... al agua pato!


La playa, ese día, no estaba taaannnn ocupada. Al día siguiente me dijeron que no se podía caminar. Para que se den una idea, desde nuestro hotel se veían las lanchas que hasta ahí se dirigían. En 1/2 hora llegamos a contar 15 lanchas (promedio 20 personas en cada una)...


Esta foto de abajo es para dejar constancia de que la Reina Madre se divirtió en el agua!!!! ,aunque haya reclamado un poquito para no perder la costumbre...



Fue una experiencia maravillosa, nunca había visto tanta riqueza marina. al colocar la cabeza en el agua me pareció que estaba formando parte de un video del National Geografic. Es indescriptible, me emocioné muchísimo y me sorprendí por mi coraje (porque le tengo bastante miedo a la profundidad)




Esa salida de snorkel del sábado me animó a hacer buceo el día lunes. Fue una lástima que no hubiese taaaannnnntaaaaa visibilidad. (tal vez porque estábamos a más profundidad, pero (parafraseando a Fernando Pessoa)... todo vale la pena cuando el alma no es pequeña!!!!!!


Aprovecho para hacer público mi agradecimiento a Gus, mi compañero incansable de largas y cortas jornadas!!!!
Él me permitió soñar de que no nos quedaríamos sin vacaciones y me siguió la corriente con el asunto de ofrecer el lance por esos pasajes (tal vez porque pensaba que no iba a ser posible...)

Cuando consiga modificar el formato de las fotos del buceo, las comparto.

Por ahora, comienzo a soñar con otras vacaciones!!!!!!!!!!!!!!!!!!


 



2 comentários:

  1. Que lindo Lili!! Lindo lo que posteaste, y sobre todo muy lindo saber que lo están pasando bien!!! Un Abrazo grande para los tres! Los queremos mucho!

    ResponderExcluir
    Respostas
    1. Gringo, amor de mi vida. Los extraño muuuuuuchoooooo!!!!

      Excluir